La Sexualidad Juvenil PDF Print E-mail
Wednesday, 17 December 2008 17:44

                                             

 

                                                      SEXUALIDAD JUVENIL Y ÉTICA

 

En toda sociedad la sexualidad es interpretada, hablada y valorada por una multiplicidad de discursos, que provienen tanto del campo de los “expertos” como de los individuos en general. La nuestra parece esta entregada en la decisión de abrir un espacio de diálogo alrededor de estos discursos, o seguir por el camino de la negación.

Ello aparece con más fuerza cuando se trata de abordar la sexualidad de los jóvenes: ¿Por qué no se educa, por qué no se investiga, por qué no se pregunta a los jóvenes sobre sus necesidades en este campo? Esta omisión preocupa, por cuanto rodea la sexualidad adolescente impide, paradojalmente, que la iniciación sexual constituya una opción responsable, a una edad apropiada y como una experiencia gratificante para el crecimiento y el desarrollo personal.

 

 

                                LA SEXUALIDAD JUVENIL COMO PROBLEMA

 

 
Existe consenso respecto a que nuestra sociedad aprende y vive la sexualidad cargada de ignorancia, prejuicios, mitos y culpa. Políticos, empresarios, profesionales de la salud y de la educación, así como cualquiera de nosotros es socializado con algún contenido negativo. Tanto así, que las respuestas educativas (públicas y privadas) frente a la sexualidad adolescente, corren el riesgo de estar determinadas por una visión conflictiva de la sexualidad.

En este contexto cultural, la intimidad sexual de los jóvenes aparece como riesgosa e ilegítima. La supuesta promiscuidad de los jóvenes, el embarazo adolescente, la transmisión de enfermedades sexuales o el SIDA, se han convertido en la punta de lanza con las cuales se argumenta en contra del ejercicio de la sexualidad entre los jóvenes. Otras voces e iniciativas sociales y educativas proponen cambiar este enfoque y centrarse en la promoción de comportamientos saludables en la esfera sexual, lo cual supone aceptar que la sexualidad adolescente tiene manifestaciones y necesidades que le son propias. Esta orientación busca romper con la característica de “anormalidad” que se asocia a la sexualidad adolescente, descubriendo sus aspectos positivos que la vinculan al desarrollo personal y a la calidad de vida de las personas.

 

PROPUESTAS Y DESAFIOS

A nivel internacional se han logrado importantes acuerdos que señalan un cambio de acción.  Sin embargo, son los países y sus estados los que deben hacer realidad estas expectativas a través de iniciativas y políticas concretas.  Para ello requiere:

  • Voluntad política para generar estrategias de educación y salud condordantes con las necesidades de los jóvenes.
  • Coordinación intersectorial adecuado y eficiente
  • Investigación científica sobre el comportamiento sexual de los jóvenes chilenos, que permita contar con mejores diagnósticos y datos representativos de la diversidad de poblaciones juveniles presentes en nuestro país
  • Reconocer socialmente que los miles de jóvenes que se han iniciado sexualmente necesitan y tienen derecho a servicios de salud sexual y reproductiva sin ningún tipo de discriminación por sexo o edad.
  • Implementar en el sistema formal de educación programas integrales de educación sexual con una perspectiva de género, para orientar en el ejercicio responsable de la sexualidad, como producto de un proceso de reflexión de las/os mismas/os jóvenes.
  • Ampliar el conocimiento conceptual y metodológico de los profesores en el ámbito de la educación sexual con el fin de constituirse en facilitadores de los aprendizajes de sus alumnos.  Esto les permitirá responder en forma adecuada a las inquietudes de los jóvenes, desde concepciones diversas sobre diferentes vivencias sexuales.
  • Promover en los profesionales de la salud un trabajo interdisciplinario centrado en propiciar comportamientos saludables en la esfera de la sexualidad de los y las adolescentes, respetando diversidades.  Enfatizar el carácter preventivo de estos programas y la preparación de profesionales jóvenes especializados.
  • Incorporar a líderes juveniles de la comunidad, utilizando el mayor número de instancias de participación: grupos, asociaciones juveniles, programas de radio y televisión, videos, grupos teatrales, etc.
  • Integrar la sexualidad a la vida de los jóvenes desde una perspectiva de afectividad, responsabilidad y autocuidado, que les permita asumir métodos de protección concordantes a su ética y proyecto de vida.

Promover la responsabilidad sexual de los hombres y las mujeres jóvenes que les permita asumir tempranamente una mayor conciencia de sí mismos, de las consecuencias de sus actos y de la pertinencia del autocuidado y protección de su salud  sexual y reproductiva.

 


Comentarios
Buscar
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
La Revista cultural de Aljaraque | Powered by Joomla!